Tianguis de Piernas

Sobre sus tobillos los grilletes. El draft desnuda un nuevo modelo de esclavitud en la era moderna.

Sobre sus tobillos los grilletes. El draft mexicano desnuda un nuevo modelo de esclavitud en la era moderna.

Por HÉCTOR QUISPE

SUS BERMUDAS SON hechas de jeans recortados y gastados, pero usa tenis de marca bien limpios, tan relucientes que dejan ver bien las grietas cafés sobre la “pura piel” blanca que casi se derrite.

Arrastra las piernas con el descarapelado del bronce natural. Se debe a la ausencia del aceite de coco que tanto ayuda en estos casos. Arrastra también su pesar, porque a sus 30 años es un viejo prematuro al que le ofrecen asilo en lugar de un club de futbol.

Llega más temprano que ninguno al “tianguis de piernas”, no a comprar sino a vender las suyas, pero no tiene éxito.

El futbolista ‘N’ no solamente emplea sus extremidades inferiores para andar correteando a los directivos que salen del recinto de negociaciones del Draft, para fumarse un puro en el pasillo de espera.

También utiliza las manos para ‘karatear’ sobre la cápsula invisible en la que se protegen los de pantalón largo, tan indiferentes como inalcanzables, que siguen de largo su camino.

Intentan explicar que sí sirven. Mas ni una lágrima rebelde ayuda, ni las súplicas ni nada.

Y ‘N’ se queda con la palabra en la boca, si bien le va, porque en otras ocasiones recibe un “no me chin…”.

Pero no sólo los directivos manifiestan desaires truculentos, también los técnicos, quienes en los menos peores casos muestran su desdén con sonrisas de burla, o una negación con la cabeza.

Pero no hay sólo un jugador “N” en la décima edición del Draft del futbol mexicano, hay cerca de 800, entre los transferibles de Primera y Primera A.

La exhibición se presenta cada seis meses.

Asinados en el patiecito repleto de sillas que no alcanzan, todos los jugadores ‘N’, todos van preparados con sus bermudas repetidas para soportar el calor característico de los lujosos sitios turísticos que acostumbran utilizar para el “tianguis” los directivos.

Como cada vez se “sofistica”, en el Draft la novedad fue esta vez reducir el tiempo de traspasos entre los elementos del máximo circuito. Antes duraba dos días, ahora la mitad de uno.

Un centenar de jugadores transferibles quedarían desempleados en esta rama.

Al otro día del Draft “bueno” llega el consuelo o la resignación, el de la Primera A, donde las “sobras” quieren aferrarse a su esperanza terminal.

“Jefe, regáleme entonces mi carta, ¿para qué la quiere?”… De repente, Aurelio “Coreano” Rivera suplicó con angustia al dueño del Puebla de Primera A, Francisco Bernat, “cómo es posible que uno que lleva 10 años en este equipo lo manden al carajo y contratan a alguien con apenas 3 meses de carrera”.

El directivo respondió encogiéndose de hombros, el técnico es el que ordena.

Después arriba al lobby el otrora goleador argentino Lorenzo Sáenz, quien hace tres años fue monarca romperredes en la división de ascenso y por eso alguna vez interesó al América: “nos quedamos afuera Fabián Prátola, Carlos Turrubiates, Omar Arellano y yo”, dijo el pampero, sobre su tragedia dentro del León recién vendido, mientras Carlos Turrubiates preguntaba a todos dónde se encontraba el presidente atlantista José Antonio García.

“No sé qué piensa está gente: ¿ya se fue García? pues allá lo voy a ver”.

Otros jugadores ‘N’ no tan conocidos sufren peor, porque no saben hacer otra cosa que pegarle al balón… mientras que en los alrededores surgen las voces de que el Draft continuará con su tradición, se mantendrá y seguirá modernizándose. Tal vez en el próximo haya máquinas registradoras.

(Publicado en el Diario Reforma: 24 de junio de 1999)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s